jueves, diciembre 20, 2007

COFRADÍA DE SANTIAGO





Damos cuenta en esta ocasión de los datos de que disponemos sobre esta cofradía, casi todos ellos recogidos en el interesante e importante Archivo Parroquial de Talavera. En los tomos 11 y 12 se la documentación existente sobre esta cofradía.



En el Archivo Parroquial de Talavera la Real se encuentran los "Libros de Cuentas de la Cofradía del Señor Santiago Apostol, Patrón de las Españas". El libro nº 11 abarca desde el año 1.665 al 1.757 y el libro nº 12 desde 1.756 al 1.792.
En el año 1.665, Pedro Alonso Diosdado da cuenta del ramo y otras limosnas que se dieron al bendito Santiago para "volver a fundar" la cofradía que se servía con dicha advocación. Por lo que sacamos en conclusión que anteriormente había existido la cofradía de Santiago y que, pasado algún tiempo, volvió a reaparecer, pero de ello no tenemos constancia documental.
Entre los años 1.665 y 1.668 el numero de hermanos era de unos 100, llegando a alcanzar por el año 1.730 la cifra máxima de 615. Los hermanos nuevos no pagaban pecha el año que se asentaban.

RETABLOS
Al repasar los libros de la cofradía nos encontramos con la existencia de un antiguo retablo, que está tapado por el que actualmente podemos ver y que se constató su existencia al hacer las últimas obras en la iglesia.

Antiguo retablo: Entre el año 1.696 y 1.697 se cuenta que el maestro pintor Manuel Núñez Terreño (o Terraño) pinta el cuadro del Santo Apostol, el retablo y el altar y otros cuadros pequeños para el estandarte. En la cuenta entran lienzo, tachuelas, encuadernar el cuadro y cal blanca para "embarrar" el altar y retablo y después poder pintarlo.
Por los sucesivos inventarios deducimos que este altar tenía también una imagen de Santiago de vestir, diferente a la que hoy conservamos. Se relacionan una casaca de tela encarnada, botines, sombrero, peluca, banda de tafetán, espuelas de plata, espadín, etc.

Nuevo retablo: Entre 1.718 y 1.719 se paga a Cristóbal Morgado, maestro escultor, por la hechura de un retablo que puso en el altar del Santo, en el precio se incluye el porte desde Badajoz y el fijado de la imagen. El retablo está en pésimo estado de conservación, totalmente deteriorado por la carcoma. Debido a la importancia de este retablo es por lo que urge una pronta restauración.
Más tarde entre 1.726 y 1.727, es el mismo Cristóbal Morgado quien hace una nueva imagen de Santiago, de buena factura si se la compara con otras iconografías del Santo, aunque presenta una desproporción entre el jinete y el caballo. Esta imagen es la que conservamos en la actualidad.
El espadín que portaba Santiago desapareció durante la Guerra Civil. D. Santiago Polo encargó al maestro de fragua Miguel Cotrina que le colocara otro para sustituirlo, así, si os fijáis, lo que empuña el Santo es la bayoneta de un fusil.

ACTIVIDADES DE LA COFRADÍA
Entre las actividades litúrgicas destacan:
El sermón del predicador que venía de Badajoz. Se menciona al Padre Guardián del Convento de San Gabriel de Badajoz.
Las misas rezadas por el alma de los cofrades difuntos y otras por los cofrades vivos.
Entre las actividades lúdicas:
La subasta del ramo.
El toro que se ofrecía al Santo, donado unas veces por algún hacendado (caso de los ofrecidos por D. Alonso Grajera) y otros por distintos gremios, vaqueros, vecinos, etc.
La cofradía se mantenía por las pechas de los hermanos y las limosnas que ofrecían vaqueros y yegüerizos.

Grupo de Coros y Danza "Luis Chamizo"
Sección de Investigación de la Historia y el Folklore.
(Autores: C. Cansado, A. Corzo y A. Gómez).

Estudio publicado en la Revista de Semana Santa de Talavera 2.000.