viernes, enero 11, 2008

MANUELA GÓMEZ GÓMEZ


Ofrecemos un homenaje a nuestra paisana más longeva. Manuela "la zapatera". Murió el día de Reyes de 2008 a la edad de 104 años. Desde aquí un cariñoso y entrañable recuerdo.

Manuela nació el día 28 de octubre de 1.903 en la calle la Soledad donde residían sus padres, Antonio Gómez Valverde y María Gómez Mendoza. Era nieta por parte paterna de Manuel Gómez Moreno y de Antonia Valverde Lavado; todos por la línea paterna de Talavera. Por la línea materna era nieta de Miguel Gómez Hernández, de Talavera, y de Tomasa Mendoza Pizarro, de Puebla de la Calzada.
Su abuelo paterno consta con el oficio de pastor y su padre con el oficio de ganadero, aunque ella nos contaba que el mote de "zapatera" le venía porque su padre arreglaba zapatos.
De muy jovencita entró como aprendiza en el taller de sastrería que regentaba el sastre Loreto Carbajo en la calle Muralla. Y a partir de entonces la costura se convirtió en su profesión. Y como ella decía era más sastra que modista. Entre sus gratos recuerdos de la profesión contaba con entusiasmo como confeccionó el ajuar de D. Julián Pantoja.
Con motivo de la conversación que tuve con ella sobre el tema de vestuario tradicional masculino de nuestro pueblo:
Que el vestuario de hombre era muy sobrio, compuesto básicamente de ropa interior, pantalón recto, chaqueta y chaleco. Casi siempre en pana o pana lisa. Por supuesto colores oscuros, negro, pardo, gris marengo.
Para el trabajo y el diario algunos hombres usaban la chambra. Cada vez más en desuso. También en colores negro o gris oscuro.
Toda la ropa iba marcada con las iniciales.
Entre los adornos más utilizados en la ropa de gala destacan:
Solapas de terciopelo en las chaquetas.
En las camisas para el delantero o pechera se hacían jaretas muy finas en grupos de 3 a 5 alternando con liso.
Adornos de rizo, hechos en el delantero de la camisa con horquillas de moño calientes sobre la tela almidonada.
En cuanto a los sombreros, se podían encontrar confeccionados en las tiendas de la época, recordaba la sombrerería de Coleto en la calle Real, con un gran surtido de modelos.
Y esta es, en síntesis, nuestra conversación con Manuela, allá por los años 80. Para los que queráis conocer más detalles de su vida podéis consultar la entrevista que le hizo Rosana Bermejo Moreno y que se publicó en la revista de la Feria del año 2002.
La fotografía que ilustra este artículo es de cuando tenía un año, más o menos. Nos la cedió muy amablemente su sobrina para acompañar este trabajo.
Antonio Gómez Broncano.