domingo, enero 24, 2010

LAS SIRENAS DE TALAVERA LA REAL

LA SIRENA


LEYENDA
Cuenta la leyenda que en la Fuente vivía una hermosa sirena, que salía al caer la tarde y de noche, a cantar.
Había campesinos que agradecidos, por que la sirena les había regado sus huertas durante la noche, le dejaban en el brocal de la fuente pescado para que se alimentara. Y comprobaban a la mañana siguiente que sólo quedaban las espinas.
Una señora (nacida a principio de los años 30 del pasado siglo y vecina del Rollo) recuerda como una mujer embarazada, acudía todos los días, al atardecer, “a tirarle la piedra a la sirena”. No supo decirme si el embarazo era deseado o no, o si el rito iba encaminado a que el embarazo se interrumpiera o siguiera sin complicaciones.
Era frecuente que niños y niñas, durante los años cuarenta y cincuenta, se acercaran a la fuente, sobre todo al atardecer, para ver si pillaban a la sirena. Costumbre muy recordada por los mayores, sobre todo mujeres.

VERSIONES
Durante el curso 1995-1996 el I.E.S. “Reino Aftasí” de Badajoz publica un trabajo realizado por los alumnos de Talavera la Real, de 3º de la E.S.O. de la asignatura de Procesos de Comunicación (Taller de Prensa), en donde recopilan una serie de datos generales, historia, entrevistas… referidos a nuestra localidad.
Los alumnos eran:
Caballero Pozo, Pedro; Durán Codosero, José Carlos; Escobar Ponce, Juan José; Fernández Hernández, María Inmaculada; Gallardo Broncano, Gustavo Adolfo; Lavado Núñez, Sonia; Manzano Zahinos, Manuela; Pinar Gordillo, Marta; Tienza Algaba, Eva María; Torres Santos, Verónica y como coordinador, José Manuel Muñoz Real.
El título de la publicación es “Un pueblo al alcance de tus ojos. Talavera la Real” y el punto 10.5. Cuentos, leyendas y creencias populares dice:
“La leyenda de la sirena.
Se cuenta que una sirena que vivía en una alberca, se encargaba de regar una huerta cercana todas las noches y se comía los peces de la alberca, apareciendo por la mañana únicamente sus raspas”.
Esta leyenda también viene referida en el CD titulado "Leyendas y Tradiciones Extremeñas" publicado por la Universidad de Extremadura en el año 2008. Fruto del curso impartido por el profesor Ángel Suárez Muñoz "El cuento en el ámbito educativo y terapeútico" en el que participaron nuestras paisanas Marta Cotrina Testal y Alicia Marcos Bueno y que contó con nuestra colaboración. Sobre este CD tenemos publicado en este blog una amplia reseña.

LA FUENTE


La Fuente, también llamada la Fuente Vieja o la Fuente del Caballo, es una construcción de manpostería y piedra, de forma rectangular y con un muro que la circunda, situada junto al camino a Lobón, que es parte del camino Real, que comunicaba Madrid con Lisboa. Este enclave fue el elegido a mediados del siglo XVII para colocar el rollo, donde imponer las penas dictadas por la justicia, (el barrio paso a ser conocido como el Rollo), junto a otras mejoras administrativas, con motivo de declararse villa independiente, villa Real, dependiendo del Rey (Talavera la Real) y no de la jurisdicción de Badajoz.
Siempre supuso un lugar de encuentro para l@s talaveran@s, los hombres emprendían el camino a Dialconde (Aldea del Conde), para trabajar, las mujeres iban a por agua a la Fuente y justo al lado se situaba la era. No es de extrañar que surgieran canciones, historias, cuentos y leyendas de las mentes más despiertas de los que allí se reunían.
Así de este punto de encuentro también surgieron coplas alusivas al entorno como éstas:

Caminito de la Fuente
Van las mozas del lugar
Con la cara sonriente
Con el ansia de llegar.

Dime niña, dónde vienes
Con el pañuelo de seda
Vengo de pasar el Royo
Que está mi amante en la era.

OTRAS SIRENAS EN TALAVERA LA REAL
Fachada de Casa en Plaza de la Iglesia.


Este lateral de la Plaza de la Iglesia correspondía a una sola casa, pero se sometió a una división, creándose dos construcciones idénticas. En un principio la casa contaba con un escudo en su fachada, al dividirse en dos, el escudo se colocó sobre una de ellas y en la otra, de manera simétrica, se colocó una imagen de busto del Corazón de Jesús. El escudo aparece sostenido por dos figuras femeninas, con torso de mujer (¿embarazada?) y miembros inferiores a modo de elementos vegetales. No son claramente sirenas, pero no dejan de ser figuras quiméricas femeninas, relacionadas con el viento o el agua, por su actitud de volar, flotar o nadar.

Portada de la Casa Murillo, en la Plaza de España.


Esta casa presenta en el dintel de su fachada un escudo igual al anterior, aunque de época posterior, colindante con la descrita anteriormente, pudieron pertenecer a un mismo personaje o familia, relacionados con la clerecía (escudo de forma oval), y debemos tener en cuenta que la sirena es símbolo de la elocuencia y la oratoria (por su capacidad de atraer a los hombres), una de las cualidades o habilidades que debe poseer un orador, un clérigo. Y es por eso que pudieran haber elegido a “las sirenas” para sujetar el escudo.

Lapida sepulcral de los Grajera en la Iglesia Parroquial.


En el siglo XVII se afincan definitivamente los Grajera en Talavera, y a partir de este siglo van a realizar importantes inversiones en el arte religioso de nuestra localidad, una de las mejor conservadas es la capilla de la Inmaculada Concepción en la Parroquial, hicieron suya la bóveda de los Sandovales (enterramiento subterráneo), trajeron de la Puebla de la Calzada el culto a la Inmaculada y colocaron una lapida sepulcral de piedra en uno de los laterales de la capilla. Esta lápida está apoyada en tres pies, los dos laterales son de formas curvilíneas y el central es una sirena. La obra de piedra corresponde al siglo XVIII.

Callejón de la Lambia.
Este topónimo aparece en los libros parroquiales, también descrito como Sitio de la Lambia. Hasta ahora no hemos podido localizar este término en el callejero de nuestro pueblo.
Encontramos el término Lamia para describir un genio mitológico femenino de extraordinaria belleza que habitan ríos y fuentes y que han ayudado a los hombres a realizar algunas tareas.
En la mitología vasca, las lamias son genios mitológicos, a menudo descritos con pies de ave, cola de pescado o garras de algún tipo de ave. Casi siempre femeninos, de una extraordinaria belleza, moran en los ríos y las fuentes, donde acostumbran a peinar sus largas cabelleras con codiciados peines de oro. Suelen ser amables y la única forma de enfurecerlas es robarles sus peines. Se cuenta también que han ayudado a los hombres en la construcción de dólmenes, cromlech y puentes.
Estas dos palabras parecen tener la misma raíz etimológica y con toda seguridad sirven para describir el ser mitológico que estudiamos en esta ocasión.

OTRAS SIRENAS EN EXTREMADURA.
Son escasos los ejemplos de sirenas en Extremadura.
Los vestigios más antiguos son las representaciones de sirenas en las pinturas rupestres de Monfrague.


En Castuera se conserva una casa solariega con dintel de piedra en el que aparecen dos sirenas afrontadas. Es conocida como La Casa de las Sirenas.
Y el más popular de todos sea posiblemente la figura de una sirena en el escudo de Villanueva de la Serena.
Final
¿No pensáis que sería interesante que se restaurara esta fuente para beneficio de tod@s nosotr@s y poner en valor el poco patrimonio que nos queda en pie? No creemos que suponga un alto coste, por ser una construcción hecha con elementos sencillos, de poco mantenimiento, quizás un jardincillo alrededor, y remozado del trozo de camino que lleva hasta ella.
Talavera la Real, enero de 2010.
Cristóbal Cansado González y Antonio Gómez Broncano.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

LA SIRENAS,LA MUJER ESCULPIDA EN PIEDRA, LA BELLEZA, LA MITOLIGIA, EL SABER POPULAR, EL MEDIO DE HACERSE ESCUCHAR,EL, ASOMBRO, DE CONTAR UNA BELLA HISTORIA, NARRATIBA, APOPLEJANDO-SE DE CARATERES DE SUPUESTA BELLE-ZA DE MUJER.
"LA SIRENAS DE TALAVERA LA REAL" Precioso en verdad.

Anónimo dijo...

Esto fue muy interesante. Me encantó la lectura